Mar 03 2024
Mar 03 2024

Alberto Fernández inaugura la II Conferencia de América Latina y del Caribe sobre Operaciones de Paz de la ONU

Publicado el

El Mandatario pidió respetar los principios de la ONU, como sistema mundial, al igual que las naciones respetan su Constitución.

El presidente Alberto Fernández aseguró que cree en el multilateralismo entre naciones al precisar que los gobiernos tienen el derecho a vincularse diplomáticamente con los países que deseen y «no deben ser cuestionados por eso».

Así lo afirmó al encabezar la apertura de la II Conferencia de América Latina y del Caribe sobre Operaciones de Paz de la ONU (ALCONU), junto al ministro de Defensa, Jorge Taiana, el canciller Santiago Cafiero y al secretario general adjunto de Operaciones de Paz, Jean-Pierre Lacroix.

«Puedo hablar con Xi Jinping, Putin y Biden por igual y nadie puede cuestionarme eso», exclamó el Primer Mandatario desde el Salón San Martín del Edificio Libertador.

En la misma línea, continuó: «Puedo ser parte del BRICS y nadie puede cuestionar eso, y no dejo de ser parte de occidente. El multilateralismo nos exige respeto a los principios de la ONU, que es la carta común, como sistema mundial».

Asimismo, ante la mirada atenta de ministros de Defensa y autoridades de 24 países de la región, pidió respetar los principios de la ONU, como sistema mundial, al igual que las naciones respetan su Constitución.

«Si soy parte del mundo me hace aceptar las reglas, quebrarlas es lo mismo que quebrar la Constitución de un país. Debería ser tan cuestionado como la quiebra de la Constitución en nuestros países», postuló.

En otro pasaje de su exposición, el Presidente cuestionó la invasión rusa a Ucrania, aunque afirmó que «la violencia se extiende a muchas otras latitudes del mundo». «Hay guerras silenciosas que se suceden en el mundo, que no tienen la dimensión del ejercito ruso, que no convoca a Estados Unidos y a Europa, pero que se lleva vidas inocentes», denunció.

Además, admitió el fracaso en la búsqueda de paz en el marco de la guerra en tierras ucranianas y llamó a redoblar los esfuerzos para culminar con las intenciones de «querer imponer las posiciones a través de las armas».

«A todos nos conmueve lo que está pasando en Ucrania, que después de semejante pandemia se ha desatado una guerra que se ha llevado cientos de vidas, y durante más de un año que llevamos muchos hemos trabajado en búsqueda de la paz y hemos fracasado», se lamentó.

Por otro lado, en sintonía con sus intervenciones en la Cumbre del Grupo de los 20, celebrada en Nueva Delhi, la India, el jefe Estado planteó que las hegemonías mundiales están en crisis y que no hay país que controle el escenario mundial.

«Europa empezó a crujir con el Brexit y ahora por la guerra. El sur empieza a despertarse, aparecen dos enormes jugadores que son China y la India, que convocan a una nueva agrupación regional que son los BRICS», subrayó tras la incorporación de la Argentina al bloque.

El Presidente alertó de la escalada militar global y pidió utilizar el ejemplo de América Latina al que definió como «una región de paz», que aprendió «a resolver los conflictos con el diálogo y la diplomacia».

«Si esta realidad la estamos viviendo, y si queremos que conduzca a un proceso de igualdad mayor debemos buscar remedios para corregir la desigualdad y garantizar la paz», expresó.

Por último, pidió pensar más «en los que padecen hambre, que no tienen medicamentos, que mueren de enfermedades de la edad media, en el retraso, en la injusticia y la desigualdad social» por sobre las escaladas bélicas.

El encuentro cuenta con la presencia de autoridades de Defensa de Brasil, Uruguay, Paraguay, Perú, Bahamas y Haití; y autoridades gubernamentales y de las Fuerzas Armadas de Antigua y Barbuda, Barbados, Belice, Bolivia, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Guyana y México.

Asimismo, participan como observadores representantes de España, Canadá, India, China, Eslovenia, Pakistán y Francia.

«En una época donde se cuestionan los cambios en el orden mundial, nosotros reafirmamos nuestra voluntad de apoyo al sistema multilateral en general, al sistema de Naciones Unidas, y también, en particular nuestro apoyo a todo el espacio de operaciones de mantenimiento de la paz«, había afirmado el ministro Taiana al repasar los preparativos para esta reunión con el secretario general adjunto de Operaciones de Paz de la ONU, Jean Pierre Lacroix, a través de una videoconferencia que se realizó en los últimos días.

Durante el año pasado, la Argentina contribuyó con más de 280 efectivos en ocho misiones, realizadas en Chipre, Colombia, Sahara Occidental, República Centroafricana, Oriente Medio, Sudán del Sur, India y Pakistán y el Líbano.

 

Con información del móvil de FM La Patriada y Noticias Argentinas 

spot_img
spot_img