Abr 16 2024
Abr 16 2024

Cristian Girard: «Tenemos una carga impositiva menor a 2019 y mejor distribuida»

Publicado el

El director de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, le contestó al presidente Javier Milei y al diputado José Luis Espert luego de que llamaran a una “rebelión fiscal” en el territorio bonaerense por considerar que está habiendo un “impuestazo” tras el incremento de una serie de impuestos, que en la mayoría de los casos está por debajo de la inflación acumulada en el último año.

Girard aclaró que, si se tiene en cuenta la inflación, la carga tributaria no sólo no subió, sino que bajó considerablemente. Pero además, recordó que el gobierno nacional sí dispuso una fuerte suba de impuestos. «Milei dijo que antes de subir impuestos se cortaba un brazo y volvió a cobrar el IVA, subió el Impuesto País y retenciones», recordó.

En otras palabras, Girard resaltó que no existe tal “impuestazo”, como argumentó el Presidente. “El contexto es malo. Terminamos febrero con una inflación del 13,2 por ciento. Y una inflación interanual del 276,2 por ciento. Todo sube. Todo está subiendo. Todo está difícil. No decimos que la situación sea sencilla”, dijo.

En ese sentido dijo que «es técnicamente erróneo decir que estamos ante un impuestazo cuando el 99% de los propietarios, tanto rurales como urbanos, recibieron aumentos con topes del 200 por ciento, bastante por debajo que la inflación. Estamos ante una reducción teniendo en cuenta la inflación”.

El gobierno bonaerense redujo durante los últimos cuatro años la carga impositiva. «El impuesto rural es un 18 por ciento menor a 2019 en términos reales y está distribuido de una mejor manera. La mitad de las partidas inmobiliarias pagan un 83 por ciento menos que en 2019”, explicó el funcionario.

Además, aclaró que la decisión proviene de una ley votada en la legislatura provincial. «Es una ley que se aprobó por amplia mayoría y se preveía las pautas para los impuestos de este año. Ahí se establecían los topes. Todos tuvimos en cuenta el contexto inflacionario y de ahí salió esta ley impositiva que nosotros ejecutamos».

“No es un capricho del gobernador. No es una respuesta coyuntural, sino un proceso democrático”, denunció el funcionario. A la par, aseguró: “Llamar la rebelión fiscal es claramente un movimiento con motivaciones políticas y un ataque más al Gobierno de la provincia de Buenos Aires y todos los y las bonaerenses”.

spot_img
spot_img