Mar 03 2024
Mar 03 2024

El Gobierno apelará «inmediatamente» el fallo que obliga a pagar por la expropiación de YPF

Publicado el

La jueza Loretta Preska ordenó a la Argentina acordar el pago de una indemnización a Burford Capital. Cerruti anunció la apelación en defensa de la «soberanía energética» y «la empresa estatal YPF frente a los fondos buitres».

El gobierno nacional se dispondrá a apelar «inmediatamente» el fallo emitido este viernes por la jueza Loretta Preska, desde Nueva York, que determinó que la Argentina deberá pagar un resarcimiento por la expropiación y recuperación por parte del Estado de la petrolera YPF, ocurrida en 2012.

Así lo afirmó la portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti, a través de la red social X, al tiempo de darse a conocer la sentencia que indica que «el gobierno argentino apelará inmediatamente el fallo de la jueza Loretta Preska»

«El presidente Alberto Fernández analizó la cuestión con la Procuración del Tesoro. Seguiremos defendiendo la soberanía energética y nuestra empresa estatal YPF frente a los fondos buitres», expresó Cerruti.

La jueza Preska, que sucede al fallecido Thomas Griesa, determinó este mediodía que la Argentina deberá pagar un resarcimiento por daños económicos a los fondos Burford Capital.

En marzo, la misma magistrada había fallado en contra del país, al determinar que hubo incumplimiento de contrato por parte del gobierno argentino y sólo quedaba saber el monto de la sentencia de primera instancia, que la magistrada aún no determinó.

Dicho monto puede variar, según estimaciones, entre 4.920 y 16.000 millones de dólares.

Burford Capital no fue víctima de ninguna expropiación cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner oficializó la recompra del 51% de las acciones de YPF en 2012, sino que se trata de un fondo que recompró los derechos de litigio a otros acreedores, entre ellos el grupo Petersen, conformado por empresas argentinas.

Fundado en 2009 por el exvicepresidente y director jurídico de Time Warner, Christopher Bogart, el fondo Burford financió el reclamo desde el inicio del litigio, en 2015, y se convirtió en el más duro litigante contra la Argentina.

spot_img
spot_img