Jul 21 2024
Jul 21 2024

Homenajes a 27 años del asesinato de José Luis Cabezas

Publicado el

Familiares y colegas realizan actos, en distintas partes del país, en memoria del reportero gráfico asesinado en 1997.

En el día del reportero gráfico, en conmemoración por el aniversario del crimen del fotógrafo José Luis Cabezas, sus familiares y colegas le realizarán distintos homenajes en Pinamar, CABA, La Plata y General Madariaga.

Lista de actos en memoria de José Luis Cabezas

Pinamar: Se llevará a cabo en el Monolito colocado en su memoria frente a la Terminal de ómnibus, a las 11.

CABA: A la misma hora, en la sede de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra), situada en Venezuela 1433

La Plata: También a las 11 pero en plaza San Martín, convocada por el Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo).

Por otro lado, a las 19, sus familiares y allegados realizarán un acto homenaje en la cava de General Madariaga, ubicada a la altura del kilómetro 385 de la ruta provincial 11, donde fue hallado asesinado hace 27 años.

El recuerdo de sus familiares y colegas

La hermana de José Luis, Gladys Cabezas, dijo que como todos los años, estarán presentes en los homenajes «los colegas, los amigos y los familiares».

«Como hace 27 años vamos a plantar un árbol en su memoria» contó la hermana del fotoperiodista, quien volvió a recordarlo como «un tipo bueno» que «podía hacer todo bien», señaló.

«Ya sabemos las diferencias entre lo bueno y lo malo, cuando vos sos bueno, podés hacer todo bien y él hacía todo bien, no merecía estar muerto, pero bueno, pasó», agregó.

«Tenemos que recordarlo y creo que es el momento justo para pedir a la Justicia, que por favor empiecen a trabajar», agregó.

Por último, Gladys pidió: «que no haya más José Luis Cabezas».

La emblemtica foto de Yabrn caminando en la playa fue publicada en la tapa de la revista Noticias en marzo de 1996 Foto Jos Luis Cabezas Gentileza Argra

Cómo fue el crimen de Cabezas

El fotógrafo José Luis Cabezas fue asesinado el 25 de enero de 1997 en la localidad bonaerense de Pinamar, en un hecho perpetrado por una banda vinculada al empresario postal Alfredo Yabrán.

Un año antes del hecho, Cabezas había logrado fotografiar al enigmático empresario propietario de OCA, durante la cobertura de verano que realizaba junto al periodista Gabriel Michi para Noticias.

«Sacarme una foto a mí es como pegarme un tiro en la frente. Ni los servicios de inteligencia tienen una foto mía», era una de las frases que se le atribuían a Yabrán.

Foto Jos Luis Cabezas Gentileza Argra

Al conocerse la noticia del asesinato de Cabezas, el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Eduardo Duhalde, afirmó que le habían «tirado un muerto» para trabar su postulación a la presidencia.

En 1996, el ministro de Economía, Domingo Cavallo, había denunciado que Yabrán «lideraba una mafia enquistada en el poder», en una prolongada exposición ante la Cámara de Diputados.

Por otro lado, Duhalde consideraba que Yabrán era «sospechoso» del crimen de Cabezas, mientras que Menem sostenía en cambio que el dueño de OCA era «sólo un empresario más».

La emblemática foto de Yabrán caminando en la playa fue publicada en la tapa de la revista Noticias en marzo de 1996 y a raíz de eso, el fotógrafo y su pareja, Cristina Robledo, comenzaron a recibir amenazas telefónicas .

Un año después, un funcionario cercano a la gestión del entonces intendente de Pinamar, Blas Altieri, le confió a Cabezas que «gente de Yabrán» había indagado sobre la dirección donde se alojaría durante la cobertura de la temporada.

Un mes antes del crimen, el policía de la bonaerense Gustavo Prellezo, condenado como uno de los autores materiales del hecho, se reunió con Yabrán en Buenos Aires, en las oficinas que el empresario tenía en Carlos Pellegrini al 1100.

En esa reunión, ´Don Alfredo´ le confió que quería «pasar un verano tranquilo sin fotógrafos ni periodistas», según lo que el oficial declaró luego ante la Justicia.

Michi asegura que el objetivo «de máxima» que tenían ese verano él y Cabezas era entrevistar a Yabrán.

En ese marco, el 24 de enero de 1997 ambos concurrieron a una fiesta que ofreció en su casa de Pinamar el empresario Oscar Andreani, donde llegaron en un Ford Fiesta de color blanco.

A las 4 de la madrugada el periodista se retiró y el fotógrafo lo hizo una hora después, en el vehículo en el que se desplazaban.

A la mañana siguiente, el cuerpo de Cabezas apareció adentro del Ford Fiesta quemado con alcohol metílico, en una cava de las afueras de Pinamar.

El asesinato del fotógrafo develó vínculos entre el gobierno, políticos y empresarios, y cinco meses después del crimen debió renunciar el entonces ministro de Justicia, Elías Hassan: el funcionario había mantenido más de cien contactos telefónicos con Yabrán, a quien le había otorgado el reparto de la correspondencia de la cartera a su cargo.

La cobertura del caso fue tema excluyente para todos los medios del país y la foto del reportero gráfico acompañada con la leyenda «No se olviden de Cabezas» se convirtió en un símbolo de la denuncia contra la impunidad que unió en un mismo reclamo a organizaciones gremiales y organismos de derechos humanos.

Tras varios meses de instrucción, el juez federal de Dolores, José Luis Macchi, procesó y dictó prisión preventiva en mayo de 1999 para Yabrán como instigador del crimen.

Tras permanecer algunos días en condición de prófugo, el empresario postal se suicidó en un campo de su propiedad ubicado en Entre Ríos, donde cuando permanecía oculto.

Fuente: Télam – Tiempo Argentino

spot_img
spot_img