Jun 25 2024
Jun 25 2024

Jaldo autorizó a la Policía a detener a adolescentes en vía pública

Publicado el

El Gobernador de Tucumán firmó un decreto que permite detener a estudiantes por peleas callejeras. Serán dados de baja de las instituciones donde estudian y sus padres sancionados.

Debido a las reiteradas peleas callejeras entre estudiantes que se registraron en los últimos días en la ciudad de San Miguel de Tucumán, el gobernador provincial, Osvaldo Jaldo, pidió a los padres reforzar el diálogo con sus hijos al tiempo que ordenó a la Policía local que detenga a los involucrados, a pesar de tratarse de menores de edad. Asimismo, adelantó que sancionará a los padres de los chicos y evaluará posibles multas económicas a las instituciones educativas “que reciben fondos del Estado”.

“Nosotros, como Gobierno de la provincia, primero vamos a invitar a los padres que más que preocuparse, que se ocupen de los chicos. Preferimos ver un padre ocupado de los chicos y no un padre llorando luego porque pasan cosas que nosotros no queremos que pasen, y que ya pasaron en Tucumán. Por eso le decimos a los papás que se empiecen a preocupar cuando sus hijos vayan al colegio, pero fundamentalmente qué hacen sobre la vía pública”, expresó el gobernador Jaldo este jueves por la mañana.

Durante la rueda de prensa brindada desde la Casa de Gobierno, el mandatario provincial se refirió a las instrucciones concretas que le dio a la Policía de Tucumán para que tome “medidas de seguridad preventivas” que eviten las violentas peleas como las que sucedieron en las últimas semanas. “Hoy, para aquellos que hacen disturbios en la vía pública, la Policía tiene instrucciones directas del gobernador de detenerlos y ponerlos a disposición de la Justicia”, precisó.

Durante su discurso, Jaldo fue interrumpido por la consulta de una periodista, quien manifestó su inquietud por tratarse de menores de edad. Sobre esto el gobernador respondió: “Nosotros hemos dado órdenes a la Policía de Tucumán que actúe. Que haga medidas de seguridad preventiva para evitar desmanes en la calle. Aquellos que hacen disturbios en la vía pública, la Policía tiene instrucciones directas del gobernador de detenerlos y ponerlos a disposición de la justicia. Y la justicia sabrá que tiene qué hacer. Los vamos a detener y los vamos a llevar a un determinado lugar hasta tanto la justicia pueda expedirse. Y esos lugares van a ser comisarías, alcaldías y a algunos también les vamos a habilitar pabellones en Villa Urquiza”.

“Los chicos de acá en más tienen que saber que la Policía los va a detener y los va a llevar. Luego discutiremos las cuestiones judiciales. Lo que nosotros no queremos perder ningún chico y ningún estudiante. No queremos lamentar la pérdida de ninguno de ellos como ya pasó en la provincia de Tucumán. Son menores, y por ahí hay ciertas leyes que hay que respetarlas, pero nosotros queremos prevenir para que esto se termine”, sostuvo.

Asimismo, los alumnos que se vean involucrados en desmanes en la vía pública van a ser desafectados de sus respectivos colegios, “Es decir, se les va a dar de baja de las instituciones que pertenecen por indicaciones de un decreto del Gobernador de la provincia. Y no sólo eso. Se les va a dar de baja y durante este año no se los va a admitir en ningún colegio. Estamos tratando de salvar vidas. Acá ya no se trata de peleas, se trata de salvar vidas”, detalló.

«Los alumnos no podrán ser admitidos en ningún otro establecimiento durante el presente ciclo lectivo», señaló también en el decreto. Jaldo instruyó a los padres o tutores de tales alumnos a involucrarse directamente en el asunto, pudiendo el Poder Ejecutivo adoptar sanciones disciplinarias en caso que resultaren agentes públicos provinciales, municipales y comunales; sin perjuicio de la responsabilidad civil que les corresponda», se agregó.

En cuanto a los estudiantes cuyos padres sean empleados de la administración pública, Jaldo anunció sanciones en la administración pública provincial, municipal y comunal. “Acá nos vamos a hacer cargo y nos vamos a responsabilizar todos. Los padres trajeron al mundo a los chicos y tienen que ayudar a cuidarlos. No es posible que los chicos vengan al mundo e inmediatamente los manden a la calle para que el Estado se haga cargo”, puntualizó.

 

spot_img
spot_img