Jun 25 2024
Jun 25 2024

Las prepagas vuelven a aumentar por encima de la inflación

Publicado el

Las empresas del sector ya pueden subir los precios para julio porque queda sin efecto la medida cautelar que lo impedía. Ya enviaron mails para anunciar subas del orden del 8%.

Las empresas de medicina prepaga volverán a aumentar lo que quieran a partir de julio, mes a partir del cual ya no deberán actualizar la cuota según la inflación, como se les ordenó. Por eso, a los afiliados les empezaron a llegar este jueves mails en los que anuncian subas del orden del 8%.

Gracias al megadecreto de Javier Milei, las prepagas venían aumentando desde comienzo de año fuertemente las cuotas, por encima de la inflación. El Gobierno, al darse cuenta del descontento que esto generaba, se metieron en el tema y en vez de reconocer su responsabilidad política, protestaron contra las actualizaciones, levaron el caso a la Justicia y allí se les ordenó ajustar los aranceles según el índice de inflación del Indec y devolver a los afiliados lo les cobraron demás (cosa que harán en 12 cuotas).

La cuestión es que la obligación de subir los precios según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec rige sólo hasta junio, y en julio estas empresas de servicios de salud volverán a poder subir la cuota lo que quieran.

Por eso, la prepaga Medicus, por ejemplo, esta mañana les mandó un mail a sus afiliados señalando: “El costo de su plan médico de julio se ajustará un 8,075%”. La cuota que deberá pagar el afiliado será el resultado de este aumento menos una cuota de las 12 en que partirán el reintegro por lo que cobraron demás en los primeros meses del gobierno de La Libertad Avanza.

Por ejemplo, si una prepaga debe devolverle a un afiliado un total de $180.000, le reintegrará $15.000 durante 12 meses. Pero a partir de julio empezará a regir esta suba del 8%. Y muy probablemente los meses siguientes se vengan más subas, que ya están descalzadas de la inflación del Indec.

Las empresas de medicina prepaga argumentan que el sector de la salud privada ha sufrido atrasos en los pagos a prestadores, sanatorios y profesionales debido a la inflación, lo que pone en riesgo la atención; que a pesar de la inflación registrada (aproximadamente un 15% en mayo y junio), las cuotas no se actualizaron en esos meses; que las prepagas han estado expuestas al control de precios, lo cual ha contribuido al retraso en la actualización de tarifas en comparación con el IPC; que el nuevo acuerdo paritario implica aumentos de costos que deben ser cubiertos con incrementos en los valores pagados a sanatorios y centros de diagnóstico para mantener la calidad del servicio, y que los aumentos ya implementados han sido destinados a la red de prestadores y no están disponibles para las empresas de medicina prepaga, lo que implica que estos fondos se utilizan directamente para mejorar los servicios médicos.

spot_img
spot_img