Jun 15 2024
Jun 15 2024

Médicos y docentes se sumaron al reclamo salarial en Misiones

Publicado el

La intransigencia del gobernador Passalacqua, terminó uniendo a los gremios estatales con los policías para reclamar en bloque salarios dignos.

La crisis con la policía de Misiones sumó una nueva jornada de tensión y a la protesta se sumaron otros sectores estatales, como los docentes y personal de salud, que también reclaman por incrementos salariales a la gobernación provincial.

El gobierno de Misiones logró que los docentes y la policía se sumen en el mismo reclamo. El martes por la noche, cerca de las 20hs, luego de que maestros y profesores estuvieran nueve horas cortando la Ruta 12 a la altura del Puente Garupá, aceptaron la propuesta de las fuerzas policiales para acercarse al acampe frente al Comando Radioeléctrico de Misiones y armar un frente conjunto de reclamo ante los sueldos de pobreza.

Hasta ahora la voluntad del gobernador Hugo Passalacqua es escasa y de momento no se expresó formalmente sobre la delicada situación que atraviesa su provincia, a excepción de publicaciones sobre las ofertas paritarias en su cuenta personal de Instagram.

Los trabajadores decidieron llamar al encuentro «Comité de crisis del pueblo», en respuesta al Comité de Crisis creado por el Estado misionero y el Ministerio de Seguridad de la Nación como reacción a los reclamos que distintos empleados provinciales vienen realizando desde la semana pasada.

Todos los trabajadores estatales y los efectivos policiales comparten el mismo pedido a las autoridades por un incremento en sus salarios para hacer frente a la inflación de los últimos meses.

El martes por la mañana dos gremios de trabajadores de la educación (UDPM y SIDEPP) habían aceptado el lunes la paritaria de pobreza que ofreció la administración Passalacqua en un rango de entre el 23 y el 50 por ciento de aumento (según categoría y antigüedad), muy por debajo del 100 por ciento exigido. Asimismo el gobierno provincial decidió suspender la reunión que había pautado con los demás gremios para el martes.

Esto empujó a los docentes a apostarse en el Puente Garupá, uno de los accesos principales a Posadas, alcanzando para el mediodía una sorprendente concurrencia de miles de personas, incluso a pesar de que en simultáneo se producían en el interior misionero otras acciones de protesta entre cortes y marchas, tales fueron de Iguazú, Oberá, Jardín América, Puerto Libertad, San Antonio, Eldorado, Montecarlo, Alem y Aristóbulo del Valle. Además, cada gremio inició un paro que, según el caso, se prolongará por 24, 48 e incluso 72 horas.

Según señalaron fuentes del personal de salud, este martes se rechazó la última oferta del Poder Ejecutivo provincial que fue del 27 por ciento, lejos del reclamo de un 100 por ciento. De acuerdo a un vocero del personal de salud, un médico en Misiones cobra 450 mil pesos por mes y percibe $1600 por hora de guardia.

El Gobierno nacional, representado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, envió personal de Gendarmería, que estuvo presente en los cortes de ruta, pero no procedió a desalojar, solo desvió el tránsito, mientras se sigue de cerca la situación desde Buenos Aires.

En tanto, se mantiene el campamento de los efectivos acuartelados en el Comando radioeléctrico. El Gobierno de Passalacqua había ofrecido a los policías un aumento que fue rechazado, por el que un agente que en enero cobró $300,183.10, llegaría en mayo a $488,263.20 (62.66%).

“Nosotros no estamos cerrados. Esta gente es trabajadora como nosotros y todos tenemos los mismos problemas. Escuché a una docente decir que nosotros nos enfrentamos muchas veces con ellos. Yo les pido disculpas en nombre de autoridades que nos envían a hacer cosas que nos corresponden. Nos hacen pelear a pobres contra pobres”, había dicho Ramón Amarilla días atrás. “Con este discurso no quiero quedar bien con nadie, solo hablar con la verdad. Lamentablemente a veces, en la ignorancia de nuestros derechos, cometimos errores porque nos decían: ‘esto es lo que hay que hacer’. Mi respeto a los docentes, al personal de salud y del poder judicial. Y también a mis propios camaradas, no olvidemos que debajo de cada uniforme hay un ser humano y hay una familia”, afirmó el vocero de los policías.

spot_img
spot_img