Jul 21 2024
Jul 21 2024

Multitudinaria movilización de mujeres y disidencias en el 8M

Publicado el

La movilización convocada desde el colectivo «Ni Una Menos» reunió a organizaciones sociales, políticas y sindicales, y también a miles de mujeres y disidencias.

Miles de mujeres y disidencias pertenecientes a agrupaciones feministas, políticas y sociales de todo el país pararon y marcharon este martes en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora para decir «basta de femicidios», en reclamo de «igualdad de género», en contra del desempleo y la precarización laboral y por los derechos de mujeres, lesbianas, travestis, trans e identidades no binarias.

En la ciudad de Buenos Aires, la marcha hacia el Congreso colmó desde las 16 las siete cuadras que separan la Avenida de Mayo de la avenida 9 de Julio con cantos, pancartas y expresiones artísticas que reivindicaban derechos y conquistas.

La movilización convocada desde el colectivo «Ni Una Menos» reunió a organizaciones sociales, políticas y sindicales, y también a miles de mujeres y disidencias.

En las fachadas se repetían pintadas con consignas sobre la igualdad de oportunidades laborales, junto a afiches que reclamaban justicia por víctimas de femicidio o la aparición con vida de jóvenes desaparecidas.

 

 

 

Reclamos urgentes

Los organizadores del multitudinario acto que se llevó a cabo frente al Congreso de la Nación con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora difundieron un documento en el que señalaron que «con esta justicia no hay derechos ni democracia», y  dejaron asentados varios reclamos vinculados con la justicia social, la precarización laboral y la violencia.

El documento fue emitido por el Colectivo Ni Una Menos, con aportes de organizaciones sociales y políticas de todo el país.

En nombre de las mujeres trabajadoras en su día, las asistentes aclararon que durante la jornada se movilizaron «frente a la agudización de la crisis económica, al avance de la inflación, el aumento de la precarización laboral y la desocupación que a nosotras y nosotres nos afecta triplemente».

Bajo la consigna «Con ajuste y sin justicia social no hay democracia», el documento contiene las siguientes peticiones:

– La investigación de la deuda ilegítima con el FMI. Que la paguen los que la fugaron.

– El control de los aumentos indiscriminados de precios y la inflación, que supera a los salarios de lxs trabajadorxs.

– La recuperación y distribución de los ingresos para los sectores populares.

– La implementación de políticas activas de creación de empleo y acceso a la vivienda.

– La reparación histórica a nivel nacional para las compañeras travestis trans sobrevivientes de la violencia de la dictadura militar y de la democracia con los edictos contravencionales. El Estado debe reparar. Tratamiento y sanción de la Ley Reconocer es Reparar.

– El Juicio Político a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la destitución de sus actuales integrantes.

– La liberación de las presas políticas mapuches detenidas por defender su territorio en Villa Mascardi y de Milagro Sala.

– Repudio a la proscripción de Cristina Fernández de Kirchner, la persecución política y un exigencia para que se avance con la investigación del intento de magnicidio hasta encontrar a los verdaderos responsables.

– La aplicación obligatoria de la perspectiva de género en las causas judiciales donde se reconozcan las desventajas de mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries por su género.

– La formación en Ley Micaela para todo el Poder Judicial.

– Justicia por Lucía Pérez y para todas las víctimas de femicidios.

También se declararon contra «todo tipo de violencia política hacia mujeres, lesbianes, travestis, trans y no binaries en los ámbitos partidarios, institucionales, gremiales y territoriales» y denunciaron «la estigmatización y persecución a los movimientos sociales».

Exigieron la derogación de los códigos contravencionales que habilitan la persecución y violencia a trabajadorxs del espacio público además de reclamar por la reglamentación de la Ley de Equidad en Medios de Comunicación.

Asimismo pidieron por la incorporación de feministas encabezando las listas.

Honraron el «legado» de Hebe de Bonafini, «eternamente valiente, su ejemplo de incorrección política seguirá siempre en Plaza de Mayo».

Además, bregaron por la soberanía de sus «cuerpos, territorios y vidas»:

Solicitaron la Ley de Humedales porque «no hay supervivencia posible para la especie humana aniquilando las demás formas de existencia».

También denunciaron que «les principales víctimas del cambio climático somos las y les pobres. No hay justicia social sin justicia ambiental».

Se pronunciaron «contra la extranjerización de la tierra que fomenta la estigmatización y persecución de las hermanas indígenas»

Reclamaron por «la práctica aberrante llamada chineo, de violación grupal por parte de los criollos hacia las niñas indígenas».

Denunciaron «al poder de la Corporación médica y a la Objeción de Conciencia y exigieron carriles de denuncia para las víctimas y mecanismos de sanción para les profesionales de salud que violentan la integridad sexual en la gestación, el parto y el aborto».

Y, por último, pidieron reconocer la diversidad corporal bajo la consigna «sin gordes no hay feminismo».

Lucha colectiva en todo el país

En la ciudad de Córdoba se llevaron a cabo dos marchas que arrancaron en simultáneo a pocas cuadras de diferencia y se unificaron para finalizar con una masiva concurrencia.

Las movilizaciones se iniciaron a las 17 desde Colón y Cañada (Asamblea Ni Una Menos Córdoba) y Colón y General Paz (Alerta Feminista), en las que encabezaban diferentes reclamos, como el «No a las violencias patriarcales».

Las pancartas decían «somos el grito de las que ya no están», «vivas nos queremos» y pedían justicia por cada una de las víctimas de femicidios y violencia de género.

Además hubo marchas en Río Cuarto, Villa María, San Francisco, Villa Carlos Paz, Alta Gracia y Río Tercero.

Por su parte, el Gobierno de la provincia presentó hoy el Mapa de las Mujeres y la creación de la Comisión Provincial de los Derechos de las Mujeres de Córdoba.

En Rosario, una multitud de mujeres participó de la movilización que finalizó con lectura de un documento en el Monumento Nacional a la Bandera.

Allí, las mujeres dieron lectura a una extensa proclama por los derechos de mujeres, lesbianas, travestis, trans e identidades no binarias.

Entre los principales reclamos, pidieron «igualdad de género, más puestos laborales para mujeres, el cese de la violencia machista y ‘basta de femicidios'».

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, destacó los «1.100 millones de pesos de presupuesto que destinará este año a programas jurisdiccionales que promueven derechos con base en mujeres y disidencias».

El objetivo, indicó, es «cerrar las brechas de desigualdad» y fomentar las acciones territoriales que «protejan y asistan a personas y familias que sufren violencia de género».

Los programas incluyen la implementación de Ley Micaela, el Programa de Justicia Menstrual del Ministerio de Salud, políticas de acceso a empleo para mujeres y personas trans, capacitaciones sobre Género y Diversidad y el fortalecimiento de estas áreas en comunas y municipios.

En Mar del Plata, miles de mujeres marcharon por el centro de la ciudad para reclamar «la erradicación de la desigualdad, la discriminación y la violencia en el ámbito laboral» y exigir políticas públicas que pongan fin a femicidios y travesticidios.

En un documento denunciaron «los mayores niveles de desempleo y precarización laboral», «salarios menores» que el de los varones, y destacaron como «una deuda pendiente «la inserción laboral de las personas travesti-trans».

Reivindicaron a su vez los derechos conquistados en 40 años de democracia, y aseguraron que no permitirán «que se rompa el pacto democrático, que estuvo en peligro» con el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En San Luis, cientos de mujeres marcharon por las calles céntricas de la capital con cánticos en reclamos de sus derechos y pedidos de justicia por los femicidios ocurridos en la provincia.

En una de las dos marchas, las manifestantes realizaron «8 paradas feministas», donde se detuvieron frente a instituciones del Estado para reclamar derechos laborales, denunciar violencia policial, femicidios y por la aparición con vida de Guadalupe Belén Lucero, la nena que desapareció haces más de un año y medio.

La otra marcha fue en la plaza Pringles desde donde se movilizaron hasta el Poder Judicial.

En Tierra del Fuego, el frío, la lluvia y el viento no fueron obstáculos para las cientos de mujeres que marcharon este miércoles. En Ushuaia, la Colectiva Feminista organizó una concentración frente a la sede del Superior Tribunal de Justicia (STJ), para luego realizar una movilización que concluyó en la Plaza Cívica frente al Canal Beagle, donde realizaron un acto bajo la consigna «Con esta justicia no hay derecho ni democracia. La deuda es con los trabajadores».

Por su parte la Colectiva Feminista de Río Grande llevó a cabo una vigilia con una olla popular desde anoche frente a la sede del Ministerio de Trabajo bajo la consigna «La deuda es con nosotras» para reclamar igualdad de género en los «diversos ámbitos de la sociedad, sobre todo el laboral».

En Jujuy, un grupo de mujeres mostró la «fuerza de sus ancestras» al hacer escuchar sus cajas y entonar anatas y sikus, para luego sumarse a la lucha de las madres del dolor y familiares de víctimas de femicidios. A su vez, las colectivas organizadas también coparon los espacios públicos y dejando en claro «la ausencia del Estado».

Entre los reclamos, se destacó el pedido de inmediato de «fecha de juicio» por el femicidio de Iara Rueda, Alejandra Nahir Álvarez, Camila Peñalva, Romina Aramayo, Cesia Reinaga, Marlene Farfán, entre otras.

Las manifestaciones se replicaron durante la jornada en las localidades de Tilcara, Libertador General San Martín, Caimancito, Perico, La Quiaca, Humahuaca y la ciudad de San Pedro.

Sin embargo, cuando la columna de miles de manifestantes se acercó a la plaza Belgrano,  fueron reprimidas por un cordón de mujeres de Infantería con bastones y escudos para evitar que continuara hasta la casa de gobierno. Hubo golpes, corridas y lanzaron gas pimienta.

Foto: Mariana Mamani

«Las efectivas tomaron a Mónica Cunchila y la tiraron al piso, luego agredieron a la abogada Mariana Vargas y a Nora Ferreyra, referente de la Red por el Derecho a la identidad de Abuelas de Plaza de Mayo», indicaron desde Página 12.

Marcia Baranovsky, presidenta de la Fundación Siglo XXI, repudió la represión y la violencia policial, y responsabilizó al mandatario provincial Gerardo Morales: «Este hombre pretende ser candidato a presidente, reprime una marcha que es a nivel mundial, es histórica, es para defender los derechos de las mujeres», afirmó.

En tanto, cientos de mujeres de la comarca Viedma-Patagones marcharon en la capital rionegrina con pancartas verdes y violetas.

«Paramos y marchamos porque aún nos une el deseo de un mundo donde no nos repriman ni encarcelen por defender y recuperar nuestro territorio», remarcaron.

En forma paralela, amigos y familiares de Agostina Jalabert, la modelo argentina de 31 años nacida en Patagones y asesinada el mes pasado en México, marcharon para pedir justicia.

En el microcentro de la capital de Corrientes bajo la consigna «El Estado es responsable. Valdés (gobernador) la deuda es con nosotras», cientos de mujeres partieron desde la plaza Cabral para realizar paradas en el Ministerio de Salud y la Municipalidad capitalina, donde denunciaron la «precariedad laboral» de las mujeres.

También se concentraron frente al Superior Tribunal de Justicia, donde reclamaron una «Justicia con perspectiva de género».

En Mendoza, una numerosa columna de mujeres y disidencias encabezada por el colectivo Ni Una Menos se concentró pasadas las 18 en el kilómetro Cero de esta capital.

«Señor, señora no sea indiferente, nos matan a las pibas en la cara de la gente», cantaban algunas de ellas.

«Este #8M marchamos por nuestros derechos laborales. Mujeres, lesbianas, travestis, trans, intersexuales y no binaries inundamos las calles y las redes» indicaron en la convocatoria en las redes sociales desde el colectivo Ni una Menos de la provincia mendocina.

Miles de mujeres catamarqueñas también se reunieron para marchar a las 18 horas en la plaza 25 de Mayo.

Autoridades de la Cámara de Diputados de Catamarca junto a representantes del Instituto Nacional de Investigaciones Históricas Eva Perón (Inihep)-Museo Evita presentaron la muestra “Vidas que cambian Vidas”, un espacio de reconocimiento a algunas de las mujeres que transformaron la sociedad.

En Río Gallegos, Santa Cruz, la Mesa de Mujeres se dirigió al frente de la Casa de Gobierno para reclamar la implementación de la Ley Micaela con capacitaciones para cada sector de trabajo y «que sea efectiva la ESI (Educación Sexual Integral) en todos los establecimientos en horario laboral».

En la ciudad de Neuquén, miles de mujeres de organizaciones sociales, feministas y sindicales se movilizaron bajo la consigna «Paramos, marchamos, porque la deuda sigue siendo con nosotras y ‘nosotres’. Bailamos porque nos organizamos y nos tenemos».

También la Asamblea Feminista de Salta partió casi a las 19 desde la plaza 9 de Julio, del microcentro de la capital provincial y recorrió con globos y pecheras violetas las calles, hasta la Legislatura provincial.

Uno de los principales motivos de esta manifestación fue la exigencia de justicia por el femicidio a de Alejandra Cardozo, de 24 años.

Además, las protagonistas de la marcha pidieron por el acceso a la justicia, a la vivienda, al trabajo y salarios dignos, el cupo laboral trans, por no más crímenes de odio; la aparición de Tehuel de la Torre; y la implementación de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) en todos los niveles de educación.

En Paraná, Gualeguaychú y varias ciudades de Entre Ríos miles de mujeres también pararon y se movilizaron bajo el lema «Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras».

La marcha principal se realizó desde plaza 1 de Mayo de la capital Paraná hasta el edificio de Tribunales, donde se leyó un documento.

En Gualeguaychú la consigna fue «La deuda sigue siendo con nosotras» y la concentración tuvo lugar en la Plaza San Martín.

 

Fuente: Télam

spot_img
spot_img