Jun 16 2024
Jun 16 2024

Rusia halló en la Antártida la reserva de petróleo y gas más grande del mundo

Publicado el

La reserva, que equivale a 30 Vaca Muerta, está en una zona en disputa entre Argentina, el Reino Unido y Chile. El Tratado Antártico vigente no permite su explotación comercial.

Fuentes oficiales del bloque de los BRICS confirmaron este fin de semana que Rusia descubrió una reserva de petróleo y gas «en territorio antártico británico», y que el hallazgo contiene «un valor estimado de 511 mil millones de barriles de petróleo, 10 veces la producción del Mar del Norte en los últimos 50 años». El área en el que estos recursos se encontrarían se corresponde con un territorio en disputa entre Argentina, el Reino Unido y Chile. El Tratado Antártico, vigente desde 1959, restringe la explotación de este tipo de recursos en el continente.

El domingo, el hallazgo fue confirmado por la cuenta oficial del BRICS en X (exTwitter), @BRICSinfo. Según informó ayer el medio británico The Telegraph, el descubrimiento de estos recursos fue realizado por especialistas de la empresa estatal rusa de explotación mineral, RosGeo, a bordo del buque Alexander Karpinsky, que finalizó su investigación en el territorio antártico en febrero de 2020.

De confirmarse el descubrimiento, la Antártida se convertiría en el principal reservorio de petróleo a nivel mundial. Según datos de la OPEP de 2022, Venezuela es el país con mayor cantidad de reservas comprobadas con el equivalente a 303 mil millones de barriles, un 59% del total encontrado en el continente blanco. Detrás del país sudamericano se encuentran Arabia Saudita e Irán, con equivalentes a 276 mil millones y a 208 mil millones de barriles respectivamente.

La explotación de recursos en la Antártida está prohibida por el Tratado Antártico, firmado en diciembre de 1959 por los Gobiernos de Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, la Unión del África del Sur, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y Estados Unidos. El objetivo del acuerdo era suspender las controversias sobre los reclamos de soberanía en el continente y limitar los permisos de exploración y explotación del territorio antártico «exclusivamente para fines pacíficos», en general relacionados con el conocimiento científico.

La confirmación del hallazgo de la investigación rusa generó cuestionamientos en el parlamento británico, donde diversos dirigentes de la oposición le exigieron al Gobierno conservador que tome medidas para condenar una posible violación al Tratado Antártico por parte de Moscú.

Una eventual explotación de los recursos gasíferos y petrolíferos debería debatirse en la próxima reunión consultiva del Tratado Antártico, que tendrá lugar en la localidad india de Kochi entre el 20 y el 30 de mayo. Expertos en la materia, como el exembajador argentino en Estados Unidos y la Unión Europea Diego Guelar, sostienen que la realización de estas actividades no podrán llevarse adelante mientras el acuerdo siga vigente, ya que en caso contrario se «desataría un conflicto entre los países en la zona» donde estarían detectados los recursos. En el mismo sentido opinó hoy en AM 530 el titular del Observatorio de Coyuntura Internacional y Política Exterior (Ocipex), Manuel Valenti, quien consideró que si bien Rusia «no violó el Tratado Antártico» como sostienen Gran Bretaña y Estados Unidos, el convenio internacional «prohíbe la explotación de hidrocarburos» en el continente.

spot_img
spot_img