Feb 22 2024
Feb 22 2024

Subastan más de 1500 objetos de Freddie Mercury

Publicado el

Mary Austin, expareja del cantante, decidió poner a la venta sus pertenencias. «Bohemian Rhapsody» es la pieza más cara de la colección, tasada en 1 millón y medio de dólares.

Desde un pequeño peine para bigote y el tocadiscos en el que ponía música para desayunar hasta manuscritos del puño y letra donde plasmó algunas de las canciones que se convirtieron en himnos de toda una generación: todo eso forma parte de un lote de más de 1.500 objetos de Freddie Mercury que saldrán a subasta a partir del miércoles en Londres, en coincidencia con el nacimiento del artista que mañana hubiera cumplido 77 años.

Los artículos fueron retirados de la mansión en la que el cantante de Queen vivió desde 1980 hasta 1991 -año en el que falleció debido a las complicaciones que le produjo el sida- y salen ahora a subasta por decisión de Mary Austin, quien tuvo una relación amorosa de seis años con el cantante y luego fue su amiga íntima.

La mujer heredó su casa de 28 habitaciones y 25 millones de dólares al morir el artista y decidió donar una parte de las ganancias de la venta a dos organizaciones benéficas: el Mercury Phoenix Trust, que fue fundado en honor al vocalista por Brian May y Roger Taylor de Queen, junto a su manager Jim Beach, y la Elton John Aids Foundation, que lucha contra el sida.

«Mary cuidó la colección maravillosamente y se ocupó de todo», contó el director senior de Sotheby’s David Macdonald, quien curó la exposición y supervisa la subasta, que se concretará en la sede de Londres desde este miércoles y hasta el 11 de septiembre.

Qué objetos conservaba la voz de Queen

Entre los objetos se destacan los borradores de canciones como «We Are the Champions», «Don’t Stop Me Now», «Somebody To Love», «Killer Queen» y por supuesto, «Bohemian Rhapsody», siendo este último el segundo artículo más caro en la colección con un precio base de 1.500.000 dólares.

El souvenir más caro de la subasta es el piano negro de media cola Yamaha G2 Baby Grand, que el cantante cuidaba con esmero: no permitía que fumaran cerca de él, o que le pusieran un vaso encima. Mercury sentía una conexión creativa única con este instrumento, que está valuado en casi cuatro millones de dólares.

«Freddie Mercury, una superestrella del rock de fama mundial, era, lejos de los escenarios, un coleccionista muy culto. A través de seis subastas, Sotheby’s refleja el caleidoscópico mundo de estilo y calidad de Freddie Mercury, que abarca arte, moda, instrumentos musicales, documentos personales, posesiones y fotografías, muebles y joyas, acumulados a lo largo de 50 años», se lee en el comunicado emitido por la casa de subastas.

Varios de estos artículos reflejan el lado público del artista mientras que otros permiten descubrir sus intereses y curiosidades privados, así como su sentido del humor. Hay un peine de bigote de Tiffany y está también la capa y la corona que llevó durante la última gira de la banda, «God Save The Queen», en 1986.

Mercury fue además un gran coleccionista de arte, una faceta que se refleja en este lote a partir de obras de Henri Matisse, Utagawa Hiroshige, Salvador Dalí y Pablo Picasso, que salen a remate junto a figuras ornamentales cubiertas en diamantes o bañadas en oro de Cartier o muebles de origen japonés, país del que se enamoró durante su primera visita en 1975.

Entre los objetos más pequeños se encuentran arte decorativo, gafas de sol, un kit de costura, un tarro de galletas y figuras felinas, que responden a la pasión del cantante por los gatos.

«Ha sido un proceso de colaboración increíble en todas las etapas, por supuesto con Mary Austin, pero también con algunas de las personas con las que colaboró en la confección de trajes y con muchos de los amigos de Freddie, que han tenido la amabilidad de compartir sus propios recuerdos de piezas de la colección. Y ese proceso de arqueología -de desvelar las capas de historia que rodean a cada objeto- aún continúa. Ahora que la exposición está abierta y todos los lotes están disponibles en línea, cada día aprendemos más de las personas que le conocieron y tienen sus propias historias que contar», explicita Sotheby’s en su comunicado.

 

Fuente: Télam.

spot_img
spot_img