Jun 16 2024
Jun 16 2024

Adorni afirmó que los cambios en la Aduana responden a una “reestructuración”

Publicado el

El vocero presidencial se refirió al reemplazo de Rosana Lodovico por Eduardo Mallea y negó que la decisión se haya tomado como consecuencia de las denuncias de corrupción en su contra.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, se refirió a los cambios en la conducción de la Aduana y negó que se haya tomado la decisión como consecuencia de la causa judicial, sino que adjudicó la medida a una «reestructuración». De esta manera, el portavoz explicó los motivos que llevaron a desplazar a Rosana Lodovico de la Dirección General de Aduanas. En su lugar, fue designado Eduardo Mallea, un exabogado del estudio jurídico del influyente empresario alimenticio Daniel Funes de Rioja.

El desplazamiento de Lodovico se dio luego de que se realizara una denuncia por supuesta corrupción en su contra: se la acusa de recibir sobornos de una empresa señalada por contrabando.

“La funcionaria no se va de Aduana”, aclaró el vocero, y agregó que su salida como directora del organismo responde a una “reestructuración que se está haciendo en AFIP y que va a continuar en otras áreas y con otros funcionarios”.

Consultado respecto a las denuncias por las que se la investiga respondió: “Las investiga la justicia, esta persona tiene décadas de antigüedad en la Aduana”. “Entiendo también que es una persona técnica y no queremos juzgarla, la titular del AFIP ha entendido que no puede juzgarla sin que avance el proceso judicial”, insistió tras la convocatoria de la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Florencia Misrahi.

Por último, reveló que Lodovico “va a seguir relacionada al organismo en otro cargo”, e insistió en que el Gobierno dejará que “la justicia investigue”.

Quién es Eduardo Mallea

La decisión del cambio de autoridades fue oficializada a través de un comunicado de la AFIP, en la que su titular, Florencia Misrahi, sostuvo que el nombramiento de Mallea tiene “el objetivo de profesionalizar, modernizar y despolitizar el organismo”.

Mallea tiene detrás la sombra de Funes de Rioja, el empresario que a principios de año dejó la presidencia de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal) salpicado de críticas por no frenar la apertura de importaciones de alimentos impulsadas por el gobierno de Javier Milei.

El nuevo titular del principal organismo estatal que regula y controla el comercio internacional fue socio del estudio Bruchou & Funes de Rioja, uno de los buffet de mayor peso en el país fundado por Enrique Bruchou y Daniel Funes de Rioja.

Desde allí, Mallea asesoró a clientes nacionales e internacionales en materia aduanera y de comercio exterior, incluyendo litigios, dumping y regulaciones en materia de cambiaria aplicables al comercio exterior.

De ahí sale el dato que resaltó el comunicado de la titular de la AFIP para justificar su nombramiento como director general de Aduanas: es “experto en el ámbito del derecho aduanero reconocido por su trayectoria, conocimiento y experiencia, y desde el año 2012 es distinguido como uno de los abogados líderes en la materia».

Además de ser coleccionista de arte y antes de trabajar en el estudio Bruchou & Funes de Rioja, Mallea se había desempeñado desde 2001 como asociado en la oficina de Buenos Aires del Estudio Jurídico Baker & McKenzie, en el Departamento de Impuestos y Comercio Exterior.

Fue orador en numerosos seminarios de comercio exterior, tanto en Argentina como en el exterior. También es miembro de la Asociación Argentina de Estudios Fiscales y del Instituto Argentino de Estudios Aduaneros.

Además integra el Comité de Negocios Internacionales de la Cámara de Sociedades Anónimas y de la Comisión de importación y exportación de la Cámara Argentina de Comercio, según se informó.

Así y todo, su jefa Misrahi lo destacó como un hombre que puede “despolitizar” el comercio aduanero determinado por el gobierno nacional. Por ello lo destacó como una persona pertinente “para integrar su equipo de liderazgo, en orden a la decisión de hacer de la AFIP un organismo técnico y no político, y otorgando a la Dirección General de Aduanas un enfoque profesional, moderno y experimentado”.

spot_img
spot_img