Jul 21 2024
Jul 21 2024

Aplastante victoria del laborismo en las elecciones de Gran Bretaña

Publicado el

El partido liderado por Keir Starmer obtuvo la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes y puso fin a 14 años de gobierno conservador. La extrema derecha entró al parlamento con una excelente elección.

El Partido Laborista de Gran Bretaña obtuvo una aplastante vitoria en las elecciones parlamentarias de este jueves, que le otorgó una mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes. Las encuestas no se equivocaron y al cerrar los centros de votación, según el primer sondeo a pie de urna, el partido liderado por Keir Starmer obtuvo 410 escaños de los 650 que tiene la Cámara baja.

El Partido conservador del actual primer ministro, Rishi Sunak, perdió por primera vez en 14 años y se llevó 137 escaños, frente a los 346 antes de la disolución del Parlamento anunciada en mayo por Sunak. Sin embargo pudo sostener su lugar como principal fuerza opositora, que en algún momento se llegó a cuestionar.

Por su parte, los Demócratas Liberales obtuvieron 61 escaños, mientras que el partido populista Reform UK, del ultraderechista Nigel Farage, una de las figuras pro-Brexit que inesperadamente se lanzó a la campaña electoral, obtuvo 13 bancas.

Cerca de 46 millones de británicos estaban llamados a las urnas, en un total de 40.000 centros de votación que abrieron sus puertas a las 7:00, hora local, del 4 de julio. Los votantes elegían a 650 legisladores que representen otros tantos distritos electorales o áreas locales, y el líder del partido que obtenga la mayor cantidad de legisladores se convertirá en primer ministro. Se requieren al menos 326 escaños para que un partido político obtenga la mayoría absoluta.

Las encuestas de opinión ya advertían la victoria del Partido Laborista y sugerían que lo que la mayoría del electorado británico desea es un cambio de poder, después de un gobierno conservador, que tuvo cinco primeros ministros en ocho años.

Rishi Sunak podía decidir en qué momento convocar las elecciones parlamentarias, hasta el 17 de diciembre de 2024. Tras la contundente derrota del Partido Conservador en las elecciones municipales del 2 de mayo, en las que obtuvieron los peores resultados en los últimos 40 años, Sunak sorprendió unas semanas después al anunciar que había convocado elecciones para el 4 de julio.

Siguieron casi seis semanas de campaña, en las que el discurso de los conservadores pasó de ser un llamado a la renovación de su mandato, a un conjunto de alertas sobre las posibles consecuencias económicas de una victoria laborista.

Sunak acudió a las urnas al inicio de la jornada, y más tarde publicó en su cuenta de X que era el momento de votar por el Partido Conservador para “detener la súper mayoría de los Laboristas” en el Parlamento. La mayoría se obtiene con 326 escaños.

Avance de la Ultraderecha

Por su parte, la ultraderecha de Gran Bretaña se llevo una excelente elección. El Reform UK de Farage se convirtió en el tercer partido en porcentaje de votos y fue esencial un punto clave para la derrota conservadora, al dividir el voto de derecha. El alto porcentaje de votos que obtuvo (más del 23%) no se reflejará, sin embargo, en el número de diputados, dadas las peculiaridades del sistema de votación británico.

Gracias a esta peculiaridad, los liberal-demócratas están sacando con menos votos muchos más diputados que el Reform UK de Farage. Según las últimas proyecciones unos 54 contra un puñado del ultraderechista. Dicho todo esto, Farage y su partido quedaron posicionados como fuerza política de cara al 2029. Entre los sectores más extremos de los conservadores, desazonados por la derrota, se hablaba de un acercamiento o fusión.

spot_img
spot_img