Mar 03 2024
Mar 03 2024

“Colectivo Anti-Ómnibus” en defensa de la cultura

Publicado el

Diferentes organizaciones y espacios culturales se manifestaron con expresiones artísticas en Plaza Congreso para repudiar el vaciamiento que proponen el DNU y la Ley Ómnibus impulsados por Javier Milei.

Diversos sectores de la cultura artística realizaron este jueves una intervención artística participativa y abierta en Plaza Congreso con la consigna «Subite al Colectivo Anti Ómnibus», para «representar los peligros que encierra el proyecto de ley impulsado por el Gobierno nacional, así como el decreto de necesidad y urgencia 70/2023».

Convocado por el Frente de Soberanía Cultural, participaron grupos de teatro, artes escénicas y danza para «rechazar la eliminación del Instituto Nacional del Teatro, del Fondo Nacional de las Artes, desfinanciamiento del INCAA y del INaMu (Instituto Nacional de la Música)», entre otras modificaciones «que van contra el desarrollo de la cultura».

La acción pública, que fue acompañada por trabajadores de la cultura y público en general, consistió en una intervención artística abierta y participativa donde representaron un ómnibus «monstruoso» que «pasaba por arriba a trabajadores, sus conquistas y sus derechos».

La representación se dio con la figura de un ómnibus cuyos pasajeros eran «monstruos», vestidos de negro con máscaras; mientras que del lado de afuera estaba representado el colectivo cultural, con personajes con máscaras que hacían referencia a oficios, trabajos y distintos sectores como maestros, médicos, enfermeros, estudiantes, Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, feministas y artistas que portaban consignas como «El Congreso no cierra» y «La cultura está en peligro».

En ese marco, Chantal Criscuolo, actriz y participante de la Red Teatral Sur, advirtió sobre el futuro para el sector si esta ley se sanciona: «Nos afecta directamente porque lo primero que hace es quitarnos el Instituto Nacional del Teatro, que es es una institución que otorga subsidios a salas de todo el territorio nacional a cambio de funciones y funcionamiento».

«Quitarlo significaría el cierre de la mayoría de las salas de teatro independiente de toda la Argentina, quita la posibilidad a grupos de teatro independiente de generar producciones y de sostenerlas», agregó.

Foto: Frente de Soberanía Cultural

Por su parte, el dramaturgo, director y actor Blas Arrese Igor sostuvo que esta intervención «busca visibilizar el reclamo que es sectorial pero que representa un reclamo más general».

Luego, pidió a los legisladores que «por favor nos representen, porque no es un tema menor: la cultura es la identidad de todo un pueblo, el acceso a la creación artística es importante. Es un reclamo sectorial pero es un reclamo general de poder garantizar los derechos de las mayorías».

Foto: Frente de Soberanía Cultural

En tanto, Guillermina Larrea, de Bahía Blanca e integrante de la Asociación Civil de trabajadores y trabajadoras Danza en movimiento, manifestó: «Nos reúne la urgencia de combatir contra el DNU y la Ley Ómnibus, es un atropello contra la democracia. Si no sale la sociedad a responder, nos van a pasar por arriba».

Además, declaró que los cambios introducidos en la Ley Ómnibus «inciden directamente, porque se quitan los fondos para fomento y para desarrollar los proyectos laborales y artísticos».

Asimismo, la actriz Lola Berthet, hizo hincapié en que el INT y el Fondo Nacional de las Artes: «Son instituciones que gracias a ellas funciona el teatro independiente y la cultura. La cultura es la base de los pueblos y es un derecho que el ciudadano tenga cultura gratuita, es grave que tenga que desaparecer».

«La cultura tiene una historia de resistencia muy importante y una unidad muy importante, las respuestas son estas, estar en la calle todo el tiempo. La cultura no desaparece nunca, resiste», concluyó.

La cultura resiste

Después de haber realizado un plenario abierto el jueves pasado en el Teatro Argentino -con la presencia de 3000 personas-, esta intervención cultural de protesta en la Ciudad de Buenos Aires fue el primer encuentro de una serie de actividades que se van a realizar los jueves frente al Congreso de la Nación hasta confluir el 24 de enero con el paro nacional.

La denominada Ley Ómnibus presentada por Milei ante el Congreso contempla el cierre del Instituto Nacional del Teatro, el Fondo Nacional de las Artes, el desfinanciamiento del INCAA, el Instituto Nacional de la Música y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares. Además, prevé la derogación de la Ley de Defensa de la Actividad Librera N° 25.542, que establece que los editores deben fijar el precio de venta de los libros. De aprobarse, perjudicaría a todo el sector cultural.

Con información de Télam y Frente de Soberanía Cultural 

spot_img
spot_img