Jul 25 2024
Jul 25 2024

El consumo de carne será el más bajo en un siglo

Publicado el

La situación se debe a los altos precios de algunos cortes y la fuerte baja del poder adquisitivo de los salarios.

El consumo anual per cápita de carne vacuna se ubicará en 2024, en el primer año del gobierno de Javier Milei, por debajo de los 45 kilos, menos que el registro de 1920, cuando cada habitante comió 46,9 kilos.

Pese a todo, en la comparativa internacional, Argentina continúa siendo uno de los países con mayor consumo per cápita, con una ingesta prácticamente igual al de Uruguay y superando ampliamente a Estados Unidos (38 kg.), Australia (27 kg.) y Chile (26 kg.), indicó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

El consumo de carne vacuna en el país se encuentra en una tendencia decreciente desde la segunda mitad del XX debido al constante incremento de su valor y a que ha sido sustituida por otras fuentes de proteínas.

Sin embargo, esta tendencia “se ve agravada por la actual recesión que está atravesando la economía argentina y que lleva a muchos consumidores a inclinarse por el consumo de pollo y cerdo, siendo estas alternativas más económicas”, indicó el informe.

En este escenario, el consumo total de carnes bovina, aviar y porcina en Argentina se ubicaría este 2024 en torno a los 105,7 kilos por habitante, una cifra que representaría una caída del 9% respecto del 2023. De ese modo, sería el consumo más bajo desde 2011.

En resumen, las cifras señalaron que los argentinos consumen cada vez menos proteínas animales.

Según la Bolsa de Comercio rosarina, la composición de la dieta cárnica del habitante promedio sería la siguiente: 42% de carne bovina, 42% de aviar y 16% de porcina.

El documento, difundido por la agencia Noticias Argentinas, destacó que el salario bruto promedio de un trabajador alcanzaría al finalizar 2024 para comprar 146,6 kilos de asado. La cifra significa una baja del 5,6% con respecto a 2023, cuando el poder de compra de los sueldos era de 155,2 kilos.

En comparación con el consumo promedio de los últimos diez años, en 2024 cada habitante consumiría cerca de 22 kilos menos por persona, lo que representa una caída de 13,3%.

spot_img
spot_img