Jun 25 2024
Jun 25 2024

En Misiones los policías rechazaron el ofrecimiento del gobierno

Publicado el

Consideran «irrisoria» y una «vergüenza» la propuesta de aumentar un 20% el salario. Al reclamo se sumaron gremios docentes, penitenciarios, personal de la salud y hasta guardaparques provinciales.

Tras el fracaso de las negociaciones entre los efectivos y el Gobierno de Hugo Passalacqua, la tensión por el conflicto con la Policía de Misiones no cede. Si bien el Gobierno provincial y los efectivos iniciaron conversaciones este domingo, el gobierno no da el brazo a torcer en sus propuestas paritarias y los distintos sectores de estatales en conflicto recrudecieron sus acciones de reclamo. El lunes informaron que, por el momento, no se logró «ningún acuerdo», y en consecuencia, se sostiene la protesta de los uniformados y las negociaciones pasaron un cuarto intermedio.

A su vez, la manifestación de la fuerza de seguridad ya cumplió cuatro días y este lunes se vio fortalecida no solo con la llegada de estatales de gremios docentes, penitenciarios, personal de la salud y hasta guardaparques provinciales, sino también con que el gobierno provincial desistió del uso de las fuerzas de seguridad federales.

«Se viene algo muy grave», advirtió al respecto el vocero de los oficiales, Ramón Amarilla, y reprochó: «La propuesta que nos ha traído el Gobierno es irrisoria, no han mejorado nada ni hubo acuerdo. No va a haber acuerdo porque no hay voluntad en lo político de resolver esto».

Las conversaciones entre la administración de Hugo Passalaqcua y los uniformados que protestan se cortó este lunes, cuando la propuesta oficial de aumentar a algo más de 400 mil pesos el sueldo inicial del agente fue rechazada de plano. Los uniformados cortaron las conversaciones molestos por el ofrecimiento de un aumento del 20%, cinco veces menor al 100 reclamado.

En este contexto, Amarilla agregó: «Acá se viene algo muy grave, todos los sectores están reclamando y nosotros no somos la excepción. Es una vergüenza lo que nos vinieron a ofrecer, ni siquiera se asemeja a lo que necesita un policía para pasar la línea de pobreza».

«A esta gente se le va a incendiar la provincia, no han resuelto nada con ningún sector», sostuvo y añadió: «Nos quisieron apretar para que firmemos hoy, para que impacte a fin de mes. Pero nosotros queremos que esté cubierta la canasta básica para los policías».

Actualmente el conflicto tiene el epicentro en el Comando Radioeléctrico, aunque también alcanza a la Infantería y al personal de salud. En consecuencia, desde la provincia y los vecinos temen que la situación derive en una huelga policial que ponga en riesgo la seguridad.

«Estamos al borde de una huelga policial en la provincia», confirmó el vocero de los uniformados y explicó: «Nosotros no somos piqueteros, somos profesionales que nos preparamos para hacer el trabajo policial y penitenciario. Pero con estos sueldos de hambre, es imposible trabajar».

El portavoz de la fuerza manifestó que «la gente va agarrando más bronca» y adelantó: «Ya estamos jugados. Vamos a tener más acompañamiento. Acá tenemos más de 15 mil personas».

spot_img
spot_img