Jun 15 2024
Jun 15 2024

Grabois: «Kirchnerista, macrista, mileísta, no tenés credibilidad y además como abogada sos berreta»

Publicado el

En Comodoro Py, Juan Grabois y Leila Gianni se enfrentaron al finalizar la audiencia por la causa de la entrega de alimentos.

Los pasillos del segundo piso del edificio de Comodoro Py se convirtieron este martes en el escenario de una intensa pelea entre el dirigente social Juan Grabois y la subsecretaria de Legal del Ministerio de Capital Humano, Leila Gianni, quienes se cruzaron con fuertes gritos y agresiones al finalizar la audiencia realizada durante la mañana por la causa de la entrega de alimentos.

El conflicto que ya había comenzado a gestarse puertas adentro, dado que durante la audiencia había habido varios momentos de tensión entre los citados. La subsecretaria interrumpió repetidas veces a Juan Grabois mientras hacía uso de minutos para exponer en la audiencia ante la Cámara Federal por la distribución de los alimentos almacenados para comedores sociales.

«¡Militantes del hambre nunca más!», había lanzado Gianni en su discurso ante el tribunal. «Silencio», se volteaba Grabois ante nuevos comentarios. El tono pendenciero de la situación contrastaba con la solemnidad de los jueces y explotó al final en el pasillo en un intercambio escandaloso que se hizo viral. Gianni había llegado acompañada del abogado Ariel Romano que, curiosamente, cobra a través de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

Saliendo de la pequeña sala donde estuvieron exponiendo sus posiciones, Gianni le espetó a Grabois que hablaba «en nombre de Dios en vano». «¡Vas a tener que pedir perdón! Dejá de robarle a los pobres», lo acusó la funcionaria que representa a Sandra Pettovello.

«¡La ladrona sos vos!» le devolvió él», mirándola fijo. «¿Se te rompió un negocio?», dobló la apuesta la mujer. «Ahora te ponés un león, antes te ponías un pingüino», insistió él. «Al pingüino se lo comió el león, tarado», siguió Gianni.

El agresivo intercambio continuó y el dirigente social le lanzó: «No sos creíble. Sos una mierda que le saca la comida a los pobres». «Callate la boca, dejá de robar chorro», avanzó ella. Y en esa discusión cuasi grotesca, Grabois enumeró el currículum de la funcionaria: «Kirchnerista, macrista, mileísta, no tenés credibilidad y además como abogada sos berreta». Cuando todo parecía descontrolarse se metió una custodia de la policía de civil que acompañaba a Gianni y al tratar de apartarla, abrió sus brazos y debajo de la chaqueta se vio que llevaba un arma en la cintura. Había estado apoyada en una pared, armada, adentro la sala. «¿No sabe que eso está prohibido?», posteó más tarde Grabois en «X».

En la audiencia ante la Sala II de la Cámara Federal, los jueces Eduardo Farah y Roberto Boicodebían escuchar las posiciones sobre la apelación del ministerio de Sandra Pettovello, que se negó a cumplir la orden del juez Sebastián Casanello de entregarle un plan para distribuir los casi 6 millones de kilos de alimentos acopiados entre comedores y merenderos comunitarios a los que el gobierno libertario les cortó de entrada la comida y los fondos de programas alimentarios. El argumento técnico del Gobierno es que se trata de una política social y que el Poder Judicial no tiene nada que opinar.

En rigor, la primera excusa para no entregar comida, había sido que se estaban auditando los comedores. La falta de alimento fue lo que motivó la denuncia penal que presentó Grabois (Argentina Humana) contra Pettovello. En el ínterin aparecieron la mercadería guardada, lo que incluía 339.867 kilos de leche en polvo que vence en julio y 40 kilos de arroz con hortalizas que ya vencieron en febrero último.

spot_img
spot_img