Jun 25 2024
Jun 25 2024

Miembros del CIN bregaron por «una marcha pacífica»

Publicado el

En la previa de la gran movilización, rectores de las universidades nacionales indicaron que las condiciones de seguridad están dadas y alertaron sobre «las amenazas de represión».

Autoridades del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), rectores de universidades de todo el país, la representante de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y gremios del Frente Sindical de Universidades Nacionales brindaron este lunes una conferencia de prensa conjunta para dar detalles organizativos de la Marcha Nacional Universitaria que se realizará este martes bajo la consigna “en defensa de la universidad pública argentina”.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires irá, a partir de las 15.30, de Plaza del Congreso a Plaza de Mayo; en tanto, están anunciadas movilizaciones, en diversos horarios, en las principales ciudades provinciales y en áreas de influencia de las 57 altas casas de estudios públicas con arraigo a lo largo y ancho del país (ver aparte).

En la ciudad de Buenos Aires, la marcha será por Avenida de Mayo y estará encabezada por las y los referentes e integrantes del mundo universitario. Atrás de ellos irán las centrales obreras (CGT, CTA y CTA autónoma), la Central de Trabajadores de la Economía Popular, organismos de Derechos Humanos y, últimos, los partidos políticos.

“El acuerdo al que se llegó con las autoridades (porteñas) es que pudiéramos poner el escenario frente a la Pirámide (de Mayo) orientado hacia el Cabildo. Dado que entendemos que la marcha será muy numerosa, (esa disposición) nos va a permitir ocupar la mitad de la Plaza (de Mayo) y no ocupar la Avenida 9 de Julio. Hay que acordar con las autoridades también formas de descomprimir”, dijo el secretario adjunto de Conadu histórica, Oscar Vallejos.

Ante la pregunta sobre las medidas de cuidado para quienes tengan temor de manifestarse este martes ante la posibilidad de que el Gobierno nacional aplique el protocolo antipiquete, Daniel Ricci, secretario general de la  Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), gremio integrante del frente sindical, dijo: “Hemos hablado tanto con funcionarios de la ciudad de Buenos Aires como de Nación, y creo que la seguridad está garantizada. Las organizaciones convocantes (sindicatos, FUA y CIN) garantizamos la seguridad para todos los que van a participar de esta marcha”.

En tanto, Vallejos puntualizó: “Nuestra pretensión es marchar en libertad y en forma pacífica. Exhortamos al Gobierno nacional a que garantice que la marcha se pueda hacer de manera pacífica. Nosotros/as no vamos a ir a enfrentarnos con el aparato represor del Estado, pero sí vemos con estas amenazas es que además de amedrentar buscan generar un conflicto donde no debiera haberlo”.

Este martes, en el acto central en Plaza de Mayo será leído un documento único entre el CIN, el frente sindical y la FUA con las representaciones estudiantiles, que tendrán a sus representantes como oradores.

“Vamos a demostrar la absoluta diversidad que tiene esta marcha. La columna que encabeza es la universitaria, habrá muchísima gente autoconvocada que irán con sus libros y banderas argentinas, como circuló en las redes sociales, pero también estarán las banderas de los partidos políticos, y hay que celebrarlo, porque es la democracia que hemos construido”, dijo la presidenta de la FUA, Piera Fernández de Píccoli.

El rector de la Universidad Nacional Guillermo Brown, Pablo Domenichini, puntualizó que la consigna que va a encabezar la marcha es “En defensa de la universidad pública argentina” y que el espíritu de esta movilización es “visibilizar la situación crítica que atraviesan nuestras universidades nacionales y el sector científico tecnológico en Argentina”.

“Estamos en representación de los más de 2 millones de estudiantes, de los casi 60 mil (personal) no docente de nuestro sistema público universitario, más de 155 mil trabajadores docentes universitarios y preuniversitario de nuestras universidades nacionales”, dijo el vicepresidente del CIN y rector de la Universidad Nacional de La Pampa, Oscar Alpa, al precisar los puntos centrales de la convocatoria de mañana.

Entre ellos, mencionó cinco: la recomposición del presupuesto universitario; la recomposición salarial de docentes universitarios y preuniversitarios; la actualización de los valores de las Becas Progresar y Becas Manuel Belgrano; la defensa de la ciencia y técnica en el país y de los programas de investigación; y la situación de la infraestructura universitaria y todas las obras que se estaban desarrollando y “quedaron paralizadas”.

Por otra parte, el presidente del CIN volvió a desmentir este lunes que el Gobierno y las universidades hayan llegado a un acuerdo por el presupuesto, algo que por la mañana el vocero presidencial Manuel Adorni volvió a anunciar conferencia de prensa en Casa Rosada, luego de haber sido desmentido el jueves pasado por el CIN.

La política en la marcha

“Cometerá un grave error el Gobierno si cree que la de este martes será una marcha partidizada. Marchará la sociedad argentina que cree que no hay posibilidad de un futuro mejor para nuestro país si no es con universidad pública. Queremos una sociedad de libres e iguales, por tal razón defendemos nuestras universidades nacionales”, dijo Fernández de Píccoli, la presidenta de la FUA.

“Mañana (por el martes) marchamos defendiendo la democracia -indicó Ricci, de Fedun-, porque en las universidades públicas hay democracia. Hay docentes que tienen distintas corrientes de pensamiento: peronistas, radicales, socialistas, de izquierda, de derecha, del PRO”.

Auditorías universitarias

Sobre la gratuidad y auditorías de las universidades puestas en cuestión por el Gobierno nacional, el rector de la UBA, Ricardo Gelpi, recordó que “hay un artículo en la Constitución Nacional que habla sobre la gratuidad de las universidades” y explicó que ya tienen una auditoría interna de la universidad que a su vez debe ser aprobada por los Consejos Superiores y después está la Auditoría General de la Nación, que depende del Poder Legislativo.  

Asimismo, Alpa recordó que el artículo 58 de la Ley de Educación Superior garantiza esta gratuidad y la obligación del Estado no puede ser reemplazada por otro tipo de fondos. En este sentido, Moriñigo añadió que “estamos ante un aniversario que tiene que ver con los 30 años de la autonomía universitaria, que tiene rango constitucional desde el año 1994 (…) Ya al rediscutir la constitución el gobierno está entrando en un terreno peligroso”.

 

Fuente: Somos Télam.

spot_img
spot_img