Jun 25 2024
Jun 25 2024

Monseñor Oscar Ojea: «El Ministerio de Capital Humano debe entregar rápidamente los 5 millones de kilos de alimentos guardados»

Publicado el

El presidente del Episcopado Argentino, el Monseñor Oscar Ojea se refirió a los cinco millones de kilos de alimentos retenidos por el Gobierno. «Nos preocupa que se vaya perdiendo esta sensibilidad frente a un derecho que es primario como es el derecho al alimento».

El presidente del Episcopado Argentino, Monseñor Oscar Ojea, pidió este lunes que los “cinco millones de kilos de alimentos guardados en depósitos” del Ministerio de Capital Humano “rápidamente tienen que ser entregados”, y señaló que “nos preocupa que se vaya perdiendo esta sensibilidad frente a un derecho que es primario como es el derecho al alimento”.

Al compartir su reflexión para la solemnidad de la Santísima Trinidad, Ojea expresó que “el Papa Francisco nos ha dicho muchas veces que hemos entrado en este tiempo en la globalización de la indiferencia”.

El obispo de San Isidro profundizó: “La primera reflexión refiere a que nos hemos enterado sobre la existencia de dos depósitos de alimentos que tienen cinco millones de kilos de alimentos guardados en el Ministerio de Desarrollo Social (por el Ministerio de Capital Humano”).

“No entro en las razones por las que están guardados -continuó-, pero pienso que en un tiempo de emergencia alimentaria esto debe llamarnos a la reflexión. Rápidamente tienen que ser entregados”.

En este marco, reflexiono que “esta sensibilidad frente al pan que yo tengo y puede faltar en otras mesas va contra todo lo que significa, por ejemplo, cuando tiramos comida (…).Esto es lo que realmente nos preocupa, que se vaya perdiendo esta sensibilidad frente a un derecho que es y que es primario como es el derecho al alimento. Dios quiera que rápidamente los hermanos con tantísimas necesidades puedan alcanzar su alimento diario”.

Ojea dio a conocer sus reflexiones luego de que el arzobispo porteño, Jorge García Cuerva, criticara ayer, en el tradicional Tedeum del 25 de Mayo, la falta de solidaridad y “las acciones de la dirigencia divorciadas de la ciudadanía”.

García Cuerva llamó a “ponerse delante de Dios como Nación para pedirle que nos cure las manos paralizadas para ser solidarios con los que menos tienen”, y criticó: “Siguen doliendo algunas acciones de la dirigencia divorciadas de la ciudadanía de a pie, como los tan comentados autoaumentos de sueldos de hace algunas semanas”.

spot_img
spot_img