Abr 17 2024
Abr 17 2024

Perpetua para los represores de la Noche de los Lápices

Publicado el

La sentencia se dictó en el marco del Juicio por las Brigadas. 10 de 12 genocidas fueron condenados a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad perpetrados en cuatro centros clandestinos de detención.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata condenó a prisión perpetua a diez de los doce imputados en el juicio oral y público de la causa de lesa humanidad conocida como “Brigadas”, en el cual se investigaron crímenes en perjuicio de 605 víctimas que pasaron por los centros clandestinos de detención de «el Pozo de Banfield», «el Pozo de Quilmes», «Infierno de Avellaneda» y «la Brigada de San Justo», y en el cual también se analizaron casos de violencia diferencial cometidas contra personas trans.

En el marco del Juicio por las Brigadas que operaron de manera clandestina en el sur del Conurbano bonaerense durante la década del 70, también fueron sentenciados a prisión perpetua los responsables de la Noche de los Lápices.

La pena se dictó por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra las y los estudiantes desaparecidos, que en aquel entonces reclamaban por el boleto estudiantil. Se trata del abogado Jaime Lamont Smart, exministro de Justicia bonaerense, y del médico de la policía bonaerense que actuó en los partos y en el robo de los bebés nacidos en cautiverio, Jorge Bergés.

Los condenados a cadena perpetua por el Tribunal que integran los jueces Ricardo Basílico, Esteban Rodríguez Eggers y Walter Venditti fueron Federico Antonio Minicucci, jefe del Regimiento de Infantería Mecanizada 3 de La Tablada; Guillermo Domínguez Matheu, jefe de Actividades Psicológicas del Destacamento de Inteligencia 101 de La Plata; Jorge Héctor Di Pasquale, jefe de la sección de Operaciones Especiales del Destacamento de Inteligencia 101 de La Plata y Carlos María Romero Pavón, jefe de Reunión Interior del Destacamento 101 de La Plata.

Foto: Luis Robayo / AFP

También recibieron la pena máxima Roberto Balmaceda, jefe de Contrainteligencia del Cuerpo de Actividades Especiales del Destacamento 101 de La Plata; Jaime Lamont Smart; Juan Miguel Wolk, jefe de la División Delitos contra la Propiedad y de la División Delitos contra las Personas; Jorge Antonio Bergés; el excomisario Horacio Luis Castillo; y el exagente de inteligencia del Ejército Carlos Gustavo Fontana.

En tanto, el exjefe de la sección Comando del Destacamento 101 de La Plata, Alberto Julio Candioti, recibió 25 años de prisión, y el exjefe de la policía bonaerense Enrique Augusto Barre –quien hasta diciembre del año pasado fue defendido por el actual ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona–, resultó absuelto.

El tribunal configuró que los delitos juzgados son de lesa humanidad, y el veredicto fue leído por el juez Basílico, el único magistrado que estuvo presente en la sala de audiencias.

A dos días de la histórica marcha a Plaza de Mayo, cuando se cumplió un nuevo aniversario del 24 de Marzo, Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos de derechos humanos y familiares de las víctimas se congregaron a las 13 en las puertas de los tribunales federales platenses, en calle 8, entre 50 y 51 de la ciudad de La Plata, para seguir la sentencia desde una pantalla gigante.

Cabe destacar que por primera vez un tribunal condenó a exagentes de seguridad por violencia sexual contra mujeres transgénero.

Ocho de ellas testificaron que sufrieron violaciones y torturas en el Pozo de Banfield durante el juicio “Brigadas”, en un hecho que profundiza el enfoque de la justicia sobre los delitos de violencia sexual como parte del plan represivo ejecutado por las Fuerzas Armadas durante la última dictadura cívico-militar. Hasta el momento apenas 17% de las sentencias incluyó este delito.

Fuente: somostelam.com.ar. Con información de AP.
spot_img
spot_img