Jul 24 2024
Jul 24 2024

Denuncian que el gobierno de Bolsonaro espió a 30.000 opositores y guardó los datos en Israel

Publicado el

El jefe de la Policía Federal brasileña reveló parte de una investigación paralela al intento de golpe de Estado contra el presidente Lula da Silva.

El Gobierno de Jair Bolsonaro (2019-2022) hizo espionaje interno mediante la agencia nacional de inteligencia (ABIN) contra 30.000 opositores y guardó los datos recabados ilegalmente en una nube de almacenamiento ubicada en Israel, denunció hoy el actual director jefe de la Policía Federal de Brasil, Andrei Rodrigues.

«Estos datos de las personas, ciudadanos brasileños que fueron monitoreados, estaban siendo almacenados en la nube en Israel, porque la empresa responsable de esta herramienta es israelí», dijo el comisario Rodrigues al canal de noticias GloboNews.

Rodrigues se refirió a la investigación de los actos golpistas del 8 de enero de 2023 contra el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y reveló parte de una investigación adyacente que ya terminó en la detención de dos personas y allanamientos en la sede de la ABIN, la central de espionaje del Estado brasileño.

Según Rodrigues, un software utilizado ilegalmente por la ABIN adquirido durante el Gobierno de Michel Temer (2016-2018) a una empresa israelí fue utilizado para hacer espionaje ilegal a unas 30.000 personas.

«La característica es que todas eran con opiniones contrarias al Gobierno (de Bolsonaro)», reveló el director de la Policía Federal.

Espionaje y corrupción

El Gobierno de Bolsonaro tuvo en Israel uno de sus principales aliados, sobre todo por las relaciones políticas con el primer ministro Benjamin Netanyahu y la influencia proisraelí de las iglesias evangélicas neopentecostales brasileñas.

«La herramienta de espionaje, cuando se utiliza con regularidad, permite el seguimiento a través de la invasión de dispositivos. No se trata sólo de monitoreo de antenas. Es decir, se realiza un seguimiento telefónico de señales -no de datos ni mensajes- que indican la ubicación exacta de estas personas. Y luego, cruzando información, es posible suponer quién estuvo con quién y en determinadas circunstancias», afirmó Rodrigues.

El 20 de octubre pasado, la Policía Federal arrestó a dos exagentes de la ABIN de Bolsonaro por espionaje, al acusarlas de hacer uso indebido del sistema de geolocalización como medio de coerción indirecta para evitar su despido.

Esta operación ocurrió cuando estuvo al mando como director de la Agencia Brasileña de Inteligencia durante el gobierno de Jair Bolsonaro y considerado para postularse a la Alcaldía de Río de Janeiro, el actual diputado del Partido Liberal Alexandre Ramagem, miembro de la Policía Federal.

El sistema con el que se hizo espionaje ilegal es el FirsMile de la empresa israelí Cognyte, contratado pro el gobierno de Temer para que lo usara en la intervención federal en Río de Janeiro en 2018 el general Walter Braga Netto.

Braga Netto fue candidato a vice de Bolsonaro en las elecciones de 2022 que ganó Lula, luego de haber sido jefe de gabinete y ministro de Defensa.

En tanto, Rodrigues también reveló que la Policía Federal logró detectar en las redes sociales los planes de asesinato que bolsonaristas que participaron del intento de golpe de Estado planificaron contra el juez de la corte suprema Alexandre de Moraes.

Moraes contó el jueves al diario O Globo que uno de los planes de los seguidores del expresidente era derrocar a Lula con el Ejército y asesinarlo ahorcándolo en la Plaza de los Tres Poderes, en Brasilia.

Con información de Télam

spot_img
spot_img